Blog

El acero en tiempos de crisis

El acero en tiempo de crisis

La crisis del acero es un problema a nivel mundial, dado que es el metal más producido en todo el mundo.

Es por ello que las modificaciones en el precio del acero, aunque sean mínimas, repercuten de forma directa en la economía, tanto a nivel macroeconómico como a nivel micro.

Esto significa, en otras palabras, que un aumento del precio del acero afecta a toda la cadena de producción.

También al acuerdo entre industrias o gobiernos entre diferentes países, como una planta de producción de automóviles de una marca fabricando en territorio de otro país.

También afecta a las políticas que un gobierno determina en su propio país, incluyendo los cambios en las decisiones individuales de los consumidores, así como beneficiar una industria determinada, como la metalúrgica o la automovilística por ejemplo, o simplemente decidirse o no por adquirir un coche, por su precio.

En el caso del acero, las modificaciones en el precio tiene unas consecuencias mucho más generalizadas que las de otras materias primas.

El motivo es que el acero se emplea en todo el mundo y lo encontramos en todas partes. Desde utensilios de cocina como un cuchillo de mesa, hasta elementos básicos de ferretería como un tornillo.

El acero está en todas partes: en una barandilla, en un coche, en un avión, en un edificio, etc.

La importancia del acero en un mercado en crisis

Son varios los motivos que explican el aumento del precio del acero en estos últimos meses.

Para entenderlo debemos conocer que ha habido un encarecimiento de múltiples factores que ha derivado en la circunstancia actual de este metal.

De esta forma lo entenderemos mejor si analizamos su importancia en el mercado global.

El acero es una de las mezclas de metales más innovadoras y flexibles que existe y es empleada en el sector de la construcción, en el transporte (tanto tierra, mar o aire), como en el de las infraestructuras, en el del hogar, en  la investigación, etc.

Debido a todos estos factores, el desarrollo de los siglos XIX, XX y XXI sin este metal no se entendería, ya que, además, se puede reusar y reciclar de forma sumamente sencilla, por lo que se amolda a los requisitos de sostenibilidad que nos tenemos que exigir para los años venideros.

El empleo mundial de este metal resultante de añadir entre un 1 y un 2% de carbono al hierro (y un 10% de cromo) se entiende gracias a su dureza, resistencia a las fracturas y a la corrosión, además de su coste relativamente económico. Por este motivo no hay sector que no emplee el acero.

Así comenzó la crisis del acero

Sin embargo, el acero no siempre ha sido un material tan popular. Lo cierto es que los primeros usos documentados se remontan a 4.000 años atrás en Anatolia (Turquía).

Aunque la industria del acero, que es la que impulsa el desarrollo económico de los países en la actualidad, no se considera que empezó hasta la segunda mitad del siglo XIX, encabezada por el Reino Unido.

Esta representaba casi la mitad de la producción de arrabio mundial y el 40% del acero y proveía un 40% de esta producción a los Estados Unidos, que lo usó, entre otros, para construir sus primeros imponentes rascacielos, enormes puentes y transatlánticos gigantes.

De esta forma, Andrew Carnegie, uno de los visionarios del uso del acero en EEUU, se convirtió en uno de los personajes más importantes en la veloz industrialización del país.

Ésta contribuiría a su hegemonía comercial y militar actual y para Andrew significó convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo.

En Europa, Alemania alcanzó la hegemonía en la producción de este metal en la primera mitad del siglo XX, que se destinó principalmente a la industria de la guerra.

En la actualidad, los países que más acero producen son China, la India, Japón, Estados Unidos, Rusia, Corea del Sur, Alemania, Turquía, Brasil e Irán.

El uso generalizado del acero y el dominio de China en la producción y en el consumo mundial de este material hace que cualquier cambio en la economía china tenga un impacto importante en la industria siderúrgica a nivel mundial.

Sobre este punto, la pandemia mundial del coronavirus que provocó el cierre de la región siderúrgica de China no lastró así la demanda de acero, especialmente en la industria de la automoción y de la construcción.

De hecho, la menor oferta de este material ya contribuyó a la subida del precio del acero.

Cuando China se recuperó rápidamente del cierre, a la entrada del verano de 2020, sus principales compradores en Europa y Estados Unidos, todavía tocados por las restricciones, mitigaron ligeramente la demanda, pero poco después experimentó un importante repunte, que encareció todavía más los precios.

Desde entonces, EEUU, cuyas políticas proteccionistas para contrarrestar el poder del gigante asiático ya mantenían los precios en alza, y Alemania, se sumaron al alza de este material, que no deja de subir desde agosto de 2020 y que se prevé que continúe hasta finales de 2022.

Consecuencias de la crisis del acero

El acero se ha ido convirtiendo en un material cada vez más preciado en las sociedades industriales que a su vez giran en torno a conceptos de ciudad, y concretamente de ciudad masificada, vertical, con grandes edificios para albergar a su población, como las del sureste asiático.

De hecho, China es un gran consumidor del acero que produce. De ahí que su precio esté vinculado a las crisis económicas.

Ya ocurrió en 2008: la crisis provocó un desplome de la demanda por la bajada del consumo y el consiguiente cierre de industrias que hizo descender los precios, pero quienes lograron resistir se beneficiaron de la disminución de la oferta y volvieron a subir los precios.

Conclusiones de la crisis del acero y de otras materias primas

Entendemos la subida en el precio del acero debido al aumento del coste de otras materias primas, como la del mineral de hierro y el coque metalúrgico.

Además, varios metales han encarecido su precio, como es el caso de la madera, el algodón y el caucho natural, entre otros, también por influencia del sureste asiático.

En Tubos París son expertos en productos de acero. Aquí podrás consultar el catálogo de la empresa que actualmente es el referente en el sector del acero. ¿A qué esperas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *